Las relaciones interpersonales son constitutivas del ser humano. 

Desde el principio “somos con”, “estamos con”, y estas experiencias van quedando registradas en nuestra “memoria procedimental” como “modos de estar con” (Stern).

Son como moldes en nuestra subjetividad, modos de vincularnos, modos de estar con los demás, modos de ser con los otros y con nosotros mismos.

Habría que ir diferenciando cada uno de estos conceptos, pero no es el tema que deseaba plantear en detalle. Vaya este párrafo inicial a modo de introducción.

El cambio de país o residencia trae trastornos que podríamos analizar desde diferentes sistemas motivacionales que operan en nuestro psiquismo.

Las diferentes situaciones que vivimos cuando este cambio sucede activan estos sistemas y provocan síntomas, mecanismos de defensa, defensas y conductas que están relacionadas con dicho sistema motivacional.

Pensando desde la concepción que plantea el modularidad del psiquismo y desde el modelo modular transformacional (Hugo Bleichmar, 1997) podría decir que:

Gran número de las consultas que recibo como psicoterapeuta, de la gente que ha emigrado de sus países de origen y está viviendo su condición de inmigrante en el nuevo país se realizan por síntomas de depresión, ansiedad, sentimiento de indefensión.

Esto dicho así, no nos dice nada ni de cómo se producen, a qué responde, y por tanto cuál es la más adecuada terapéutica.

Hay que analizar en detalle en cada caso, qué sistema motivacional está siendo activado en el psiquismo de esta persona que presenta estos síntomas, y cuáles son las conductas que se ponen en juego: cuáles son conductas de tipo primario y cuáles de tipo secundario.

Las cuestiones a diferenciar:

Sistema de Apego

(Apego: sistema que cuando se activa genera una conducta de búsqueda de protección ante una situación vivida como amenazante)

He podido comprobar en mi práctica clínica, que el cambio de residencia o país, produce vivencia de pérdidas de vínculos de “Apego” que provocan en la persona, la sensación de estar desprotegido y por tanto se actualizan cuestiones que tendrán que ver con sus experiencias más tempranas, diferentes en cada caso.

Pero lo que sí podemos decir en común, es que esta experiencia de ruptura de vínculos de Apego, activa desde este sistema motivacional (el del apego) sensaciones de Soledad, ansiedad de separación, sentimiento de indefensión, temores, sentimientos de desprotección.

Sistema Narcisista

(De la autoestima, donde el otro es un elemento constitutivo por el reconocimiento y valoración sobre la persona)

También podríamos decir que esta persona que ha emigrado, sufre de una alteración en su autoestima, dado que no es reconocido socialmente, por tanto, se siente un desconocido y no valorado por los otros que lo des-conocen.

Deberemos analizarlo desde el punto de vista del sistema motivacional del narcisismo: lo que vive aquí la persona es un colapso narcisista.  Aquí se deprime, pero no por sentirse desprotegido como en el caso de ser el módulo del apego lo que está en juego, sino por una afrenta al narcisismo. Por tanto, la intervención terapéutica será diferente.

Tarea interdisciplinaria

Desde este punto de vista, creo que la labor que realizamos los psicoterapeutas puede ser muy enriquecido por el aporte de los socioterapeutas, y en una tarea interdisciplinaria, ayudar a conformar redes de contención y soporte para, al modo de Winnicott (Psicoanalista) ayudar a los inmigrantes a ir construyendo un “ambiente facilitador” mientras desde ellos mismos y con la ayuda del psicoterapeuta van construyendo su propio interior más resiliente.

Sistema autoconservativo

Además, esta misma persona, siente ansiedad. La ansiedad se activa como monto constitucional, por el estado de inestabilidad autoconservativa que la persona desarraigada vivencia. El sistema motivacional de la autoconservación se ve colapsado por la inestabilidad, económica, laboral, de vivienda…

Estas situaciones que activan sistemas psíquicos determinados, generan conductas y mecanismos de defensa habituales y los síntomas y aspectos vulnerables recrudecen.

También se puede observar en gente propensa a este tipo de respuestas, la desorganización psíquica.

Como vemos toda esta multiplicidad de aspectos se pueden dar en la misma persona, siendo cada uno abordado de diferente manera, según predomine una motivación u otra en diferentes momentos del transcurrir del paciente.

Puntúa a la Psicóloga María Elena
[Total: 1 Average: 5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
1
Hola, 👋
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by